Mar 152016
 

Éste fue el regalo del penúltimo cumpleaños de @batberto. Esta manualidad gustará mucho a los “frikis” de doctor Who, pero no sólo a ellos, ya que los adiposos son adorables :) Los adiposos, como su nombre indica, están formados de grasa, por lo que son blanditos y de color tocino. Dicho color es difícil de encontrar por lo que el adiposo de esta manualidad es blanco, como los que he visto que se comercializan. Los adiposos tienen un saliente en donde debería ir la ceja; en los muñecos comerciales esto se indica mediante una costura de color blanco que, a mi juicio, queda bastante mal porque queda como una línea y no da el volumen, por lo que en esta versión no he tenido en cuenta ese elemento.

Esta manualidad puede modificarse para hacer otros muñecos.

Materiales:

– Tela blanca, yo escogí de tipo forro polar para que fuera suave

– Relleno de cojín

– Hilo blanco y negro

– Materiales de costura (aguja, tijeras, alfileres…)

Aquí os dejo una foto de las partes que recorté yo para que os hagáis una idea:

Partes de Adiposo

Elaboración:

Primero cortamos todas las piezas. Es mejor recortarlas primero en papel, por ejemplo, periódicos viejos. Partes:

  • Pieza delantera-trasera que está unida por arriba.
  • Dos piezas laterales
  • Cuatro piezas para las manos (dos del derecho y dos del revés)
  • Cuatro piezas para los pies (dos del derecho y dos del revés)
  • Una tapa rectangular para la parte inferior

Yo lo hice a ojo: decidí el tamaño del adiposo, dibujé y recorté las piezas.

El segundo paso es unir las piezas e ir rellenando el adiposo. Tenéis que tener cuidado con que el interior de la tela quede hacia dentro del muñeco. Si la tela se deshilacha tenéis que coser todo lo que podáis del revés para que los bordes queden hacia dentro y no haga falta hacer dobladillo.

Unimos la pieza delantera-trasera con las laterales, es mejor sujetarlo primero con alfileres. En este punto hice los ojos y la boca cosiendo con hilo negro. No lo hice antes para asegurarme que quedaban a la altura deseada.

Cosemos las piezas para las manos (derecho y revés) del revés, damos la vuelta, rellenamos y lo unimos al cuerpo. Conviene hacer los dos brazos a la vez para corregir posibles errores e intentar que quede simétrico.

Cosemos tres lados de la parte inferior, dejamos el trasero sin coser. Cosemos las patitas como hicimos con las manos, rellenamos y unimos al cuerpo. Por último, rellenamos el cuerpo del adiposo y cosemos.

Ya tenemos nuestro adiposo muy simpático:

Adiposo

 

Ago 082014
 

Esta manualidad se la hice como regalo a una de mis amigas por su cumpleaños, se trata de un delantal. Ahora ya no se estila hacerse un ajuar para cuando una se casa y se va a vivir con el marido por suerte, pero unas y otros necesitaremos algunas cosas para nuestra vida independiente y una de ellas es un delantal que nos proteja mientras cocinamos. Siento que la foto está un poco oscura…

Delantal1Materiales:

  • Tela, podéis utilizar tela normal como hice yo o tela más fuerte o incluso impermeable
  • Cinta de puntilla del modelo que queráis, normalmente se utiliza blanca y no sé si la venden en otros colores, pero si no, siempre podéis teñirla con tinte para ropa.
  • Aguja, hilo de los colores de la cinta y de la tela, en este caso yo utilicé amarillo y blanco
  • Tijeras, dedal, alfileres…

Elaboración:

Primero vamos a cortar los trozos de tela, las medidas las escribo en centímetros y son para una persona de 1’70m de altura y cintura de 70cm. Necesitamos dos cuadrados, uno de 50cm de lado (parte de abajo) y el otro de 30 (parte del pecho), dos rectángulos de 20×16 para los bolsillos y dos tiras de 2×35 y otra de 4×100. Salvo si la persona destinataria del delantal es especialmente grande o pequeña en tamaño, no hace falta retocar estas medidas

De la cinta cortamos un trozo de 50cm, otro de 30 y dos de 16.

Dependiendo del tipo de tela tendréis que hacer un dobladillo para que no se deshilache. En el lado inferior del cuadrado grande, añadimos la cinta cuando hagamos el dobladillo. En un principio quedará “por detrás” por lo que la tendremos que doblar y darle unas puntadas para que se vea desde delante. En el cuadrado  En el lado superior del cuadrado pequeño y en uno de los lados de 16cm de los rectángulos añadimos la cinta, haciendo el dobladillo hacia fuera en lugar de hacia dentro. Os recomiendo empezar por los lados donde van los dobladillos en todos los casos. He hecho un esquema del dobladillo desde el perfil y os pongo también el esquema de la costura:

dobladillo Punto máquina

 

 

 

 

 

En el lado superior del cuadrado grande no hace falta hacer el dobladillo, ahora veréis por qué.

Vamos a hacer la tira de la cintura, para que nos quede el lado sin dobladillo por dentro de la cinta. Unimos con alfileres el lado superior del cuadrado a la cinta de 4×100, de forma que quede centrado. Esto se puede hacer poniendo primero un alfiler que una el centro de las dos piezas y luego poniendo los demás alfileres. Ahora enrollamos el cuadrado grande sobre sí mismo empezando desde el lado inferior (el de la cinta) y lo fijamos con alfileres. Ahora unimos a los alfileres que ya teníamos puestos el otro lado largo de la cinta de forma que envolvamos el rollo con ella, así que el rollo tiene que quedar un poco prieto, si no es lo suficientemente estrecho podéis doblarlo por la mitad para que quede más compacto. Cosemos a lo largo de la cinta. Aquí tenéis un esquema desde el perfil:

TirayCuadradoCon un poco de paciencia le damos la vuelta al “cilindro” obtenido para que el cuadrado quede por fuera, tal vez os sea útil algún utensilio parecido a unas pinzas de depilar. Para terminar esta parte, en cada extremo de la cinta metemos unos 5mm la tela hacia dentro y cerramos, para que se nos deshilache.

Con las otras dos tiras pequeñas hacemos lo mismo pero sin hacer nada con un cuadrado: cosemos el lado largo, le damos la vuelta y cerramos los extremos.

Ahora cosemos las tiras pequeñas en las esquinas superiores del cuadrado pequeño y cosemos el lado inferior del cuadrado pequeño en el centro de la tira larga. Para que quede bien una idea es planchar la tira dejándola como un rectángulo de uno de cuyos lados sale el cuadrado grande y coser respetando la raya de la plancha.

Por último cosemos los bolsillos de forma simétrica en el cuadrado grande, un poco más arriba de la mitad (a ojo suele quedar bien).

Ahora ya sí que tenemos un delantal :)