Mar 262014
 

Empezando algo nuevo, he decidido aprender a hacer punto. Lo primero que hice fue hacer muestras para coger un poco de mano y luego enseguida ya me puse con el primer proyecto: una bufanda. Como se la iba a regalar a un amigo, le pregunté cómo la quería y, como buen “friki”, el respondió “Como la del doctor Who“, así que aquí explico cómo le hice la bufanda.

Materiales:

– Lana de diferentes colores. Yo utilicé mostaza, aguamarina, gris, marrón, morado y rojo. Una madeja de cada color y de grosor medio.

– Agujas de tejer, las que yo utilicé eran del número 5. Si tenéis dudas en la tienda de lanas os pueden decir cuáles van con la lana que tenéis.

– Un ganchillo y unas tijeras.

Elaboración:

Para aprender a hacer punto he utilizado vídeos que he encontrado en internet. No quiero hacer publicidad de nadie, pero con la cantidad de material que hay colgado y lo buenos que son algunos vídeos no merece la pena que yo grabe los míos propios. Me da un poco de vergüencita …><… así que lo haré cuando sea indispensable, es decir, en otra ocasión.

Lo primero que tenemos que decidir son las medidas de nuestra bufanda. La bufanda del doctor Who se caracteriza por ser extremadamente larga y de franjas de colores. Yo la hice más corta. También es bueno que decidáis ya el orden de los colores, si es que van a tener un orden. Yo utilicé de guía el siguiente patrón aunque no lo seguí fielmente

Ahora sí, vamos a empezar. Lo primero que tenéis que hacer es montar los puntos. El número de puntos a montar varía con la anchura que queráis de la bufanda y con el grosor de la lana. Yo monté 30 puntos. Luego me pareció un poco ancha de más, pero me daba pereza deshacerlo…

Ahora vamos a tejer del derecho las vueltas (líneas) que queramos de ese primer color. Para tejer el hilo no debe estar excesivamente tenso, pero tampoco demasiado flojo. Cuando hayamos hecho las vueltas deseadas, cogemos el siguiente color, lo anudamos (flojito para deshacerlo) con el que teníamos y seguimos tejiendo normalmente. El hilo que queda del color anterior lo cortamos (dejando un poco). Hacemos esto durante toda la bufanda. Si también estáis aprendiendo os recomiendo contar los puntos de vez en cuando para comprobar que no hayáis perdido punto o hecho de más.

Cuando tengamos el largo deseado cerramos los puntos en la última vuelta. Por último queda rematar los cambios de hilo. Vamos deshaciendo los nudos flojos que hicimos y con ayuda del ganchillo lo entrelazamos por la bufanda (en la parte de su color) y anudamos de forma que el nudo sea fuerte pero que no se vea.

Ya tenemos la bufanda terminada. Aquí os muestro la foto:

Bufanda